EL FIN DEL TOREO

¿EL TOREO SE MUERE?

SIGLO DE ORO

Llega un momento en que cansa solamente percibir el error generalizado de que la tauromaquia vive malos tiempos, que no interesa, que no va gente, que lo que no sale en la tele no existe, que el toro de hoy es menos peligroso, que las figuras son de fábrica, que no hay futuro, que esto se acaba. Un carajo. Mentira. A veces, como por generación espontánea, brota la ilusión: llámenla MORANTE , JULI, TALAVANTE, JOSE TOMAS, PERERA o grandes Maestros menos conocidos.

 


Una época en la que coinciden en tiempo aunque no en conceptos maestros como Ponce, Josétomás, Juli, Morante o Perera es un tiempo glorioso para el noble arte de torear. A principios de siglo XXI, en el XVIII o en el año 2078. Enrique, José, Julián y José Antonio son figuras de época, maestros sublimes. Tan grandes, o más, como los más grandes que todos cantan y pocos o nadie han visto. Los del "cualquier tiempo pasado...", los nostálgicos. Como si hoy no hubiera grandeza, que es inmensa. Necesarios fueron José y Juan. Y Manolete y Pepe Luis, y Arruza. Y Camino, El Cordobés, Ordóñez, Luis Miguel. Y Capea, Dámaso, Robles, Ojeda, Manzanares, Paquirri. Y Curro, Paula, Chenel... El tiempo y el toro moldean el toreo, que es un arte en constante evolución. Y el cambiante gusto del público.

 

Hoy se torea mejor que nunca al toro más grande que jamás ha salido por toriles. Que la embestida tiene más calidad, evidente. Por eso el trazo es más perfecto. A veces, el genio, la casta o la bravura indómita no permiten tanta perfección y vienen los enganchones. Y todos, públicos y analistas, censuramos la falta de limpieza. Vean vídeos de antaño y verán enganchones. Cierto que a veces el toro no tiene emoción. Ese es el drama aunque siempre hay matices para registros y tauromaquias. El tiempo juega a favor de la calidad de la embestida; la bravura es antinatural. El toro de lidia es una aportación estrictamente humana y de España a la zootecnia universal, matizó el veterinario Sanz Egaña. Inmensa generosidad la de los ganaderos, que se dejan su dinero en su pasión. Y hoy el campo sufre como nunca.

 

Está yendo más gente este año a los toros. Ha subido el abono en Castellón y Valencia. Ya van varios llenos de "no hay billetes", incluida Las Ventas en marzo, por primera vez en la historia. La gente joven se ha movilizado, la guerra es nuestra porque la libertad (casi) siempre gana. El sector es consciente de la discriminación positiva que demanda el aficionado joven, con menor capacidad adquisitiva.

 

Y eso que la administración pública margina el toreo, lo masacra con impuestos, la tele y la radio pública de los "españolitos" apenas le hacen caso a la Fiesta, salvo la excepción de Tendido Cero en La 2, cuyo horario aumentó de media a una hora completa en tiempos de Zapatero. El programa registra magníficas audiencias. Queda mucho por hacer. El camino es inmenso. Cierto que el sector, desde dentro, ha demostrado infinitas veces que es incompetente, incapaz, lento, ciego y torpe. Que no exige nada. Se ganaría más terreno luchando por avanzar que plantando cara a los antis. Hemos perdido mucho tiempo con la mayoría absoluta del PP, que dice defender el toreo. Luego vendrán las exigencias.



Duende Taurino

Moda Taurina  Moda Española

SÍGUE LA MEJOR MODA :

facebook
twitter
Google+
Instagram
Pinterest
Youtube